Hit enter after type your search item
Salud y bienestar

Salud, belleza y bienestar general

La vida no trata solo de esperar que la tormenta pase

/
/
/
12764 Views

Tened la seguridad de que muy pronto las dificultades de este momento quedarán en el pasado y podréis finalmente disfrutar de los logros que Dios pondrá en vuestro camino.

No te agobies por las dificultades que han surgido en tu camino, Dios está a tu lado, como siempre, y te ayudará a pasar este momento de tribulación. Su poder en tu vida es mayor que cualquier angustia, cualquier miedo o inseguridad.

Cuando las tormentas amenazan nuestro bienestar y nuestra fe, Dios nos toma de la mano y nos ayuda a superar cada una de ellas. Te está ayudando a soportar los desafíos que has imaginado mermar nunca podrá enfrentar, porque es un ser misericordioso.

Lo sabe todo, lo ve todo y lo guarda todo. Nuestro Señor nunca dejará a un hijo sufriendo en la angustia de este mundo. A veces tenemos miedo de ver lo desconocido acercándose, amenazando nuestra tranquilidad y nuestra paz.

Terminamos siendo dominados por la incertidumbre, porque no sabemos si seremos capaces de pasar los días en que las fuerzas negativas del Universo parecen absorber toda nuestra energía.

Cálmate, Dios está escuchando tus oraciones y está dispuesto a ayudarte. Este momento de inestabilidad te hace más fuerte, más capaz y merecedor de todos los dones que Nuestro Señor te tiene reservados.

Estaba probando tu fuerza de voluntad, tu devoción, tu fe, con el único objetivo de hacerte mejor persona, y lo consiguió. Tú, ahora más que nunca, eres un orgullo a los ojos de Dios.

La verdad es que no navegamos solos por las tormentas, Él está con nosotros, escucha nuestras peticiones y toma medidas. No hay ninguna tormenta demasiado grande o demasiado poderosa antes de los propósitos de Dios para tu vida.

Nos ayuda a calmar las tormentas dentro de nosotros y a resistir a los que nos rodean. El miedo puede incluso susurrar palabras negativas en tu oído, pero la fe te recordará que confíes en el control de Dios, no en el enemigo, que trata de corrompernos.

Él está contigo y calmará tu espíritu, disipando tu ansiedad, como siempre lo ha hecho, incluso en situaciones en las que has dudado de su existencia y su poder.
No te rindas, sigue caminando hacia el horizonte y reza, porque tu vida está a punto de experimentar un gran cambio para mejor. Deja de quejarte y alimenta sentimientos y pensamientos negativos.

Saldrás de este momento aún más fuerte y satisfecho. ¡Prepárense para las grandes victorias que están por venir!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This div height required for enabling the sticky sidebar
Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :